Saltar al contenido

Paradigma Homeopático

Dinamismo Vital

Paradigma Homeopático considera que cada organismo viviente es animado por un conjunto de fuerzas vitales responsables del movimiento y funcionamiento que le son propios.

El principio del dinamismo vital establece que tales fuerzas interactúan, empujando el organismo hacia su cumplimiento específico, individual y total, es decir, hacia su realización biológica, de acuerdo a su complejidad de su propia naturaleza.

Vix Medicatrix Natura

Establece la existencia de una fuerza curativa de la naturaleza propia del individuo, que tiene por si misma a equilibrarlo y a liberar las capacidades necesarias para el cumplimiento de la realización de la persona dentro de sus reales posibilidades psico-biológicas y en conformidad con su predisposición natural, su herencia patológica y su propio destino.

Establece que la naturaleza es el mejor médico para cada enfermedad, motivo por el cual se necesita comprender el significado y el contenido de su lenguaje, escuchando bien los síntomas que constituyen cada expresión del sufrimiento físico y psíquico. Paradigma Homeopático.

Experimentación pura en el hombre sano

Establece la validez del remedio recogiendo la información relativa al modo, la intensidad y la pasividad de respuesta del organismo sano frente a la influencia del estímulo fármaco-dinámico capaz de alterar su funcionamiento original, cualquiera que sea el origen de esta sustancia (animal, vegetal o mineral).

Individualidad Morbosa

Cuando el principio vital de cada ser viviente se aleja de las condiciones óptimas de vida que le son propias, organiza una forma de sufrir de conformidad con la propia historia (genética, biológica, social y psíquica), desarrollando una petición, absolutamente personal, siendo esta, tanto en su modo de expresión a través de los síntomas como en su significado simbólico, absolutamente individual e intransferible. Paradigma Homeopático.

Individualidad Medicamentosa

Cada sustancia (que no sea un alimento) muestra, a través de la experimentación pura en el hombre sano, una serie de poderes curativos (fármacos-dinámicos) completamente específicos y característicos que la hacen claramente reconocible e insustituible cuando es terapéuticamente necesaria. Paradigma Homeopático.

El método de investigación homeopático

El Paradigma Homeopático es empírico e inductivo, se van probando remedios y una vez comprobamos su eficacia lo generalizamos hasta formular un principio universal. La enfermedad no es una entidad real sino el nombre que damos a un desequilibrio. La concepción es sintética, porque lo que hay son enfermos, entendido en toda su globalidad, y no enfermedades, que no son sino el nombre que damos a los desequilibrios concretos de cada persona enferma, cuyo trastorno es siempre dinámico.

ELAESI

ILET

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.